Dandole vida a Nicaragua

Cartas de Amor a Nicaragua – Prudente silencio

Querida Nicaragua: Siempre es prudente guardar silencio cuando llegan los ataques de los adversarios. Sobre todo cuando estos ataques son tan chocarreros, mentirosos y malintencionados. No se puede atacar a nadie usando documentos antiguos, escritos en otras épocas y otras circunstancias y querer engañar al público publicándolas como opiniones del día de hoy. Sin embargo, ante todos estos ataques yo prefiero guardar un prudente silencio.

Igualmente cuando algunos “sabios” a quienes corroe la envidia tratan de ridiculizar la figura de personajes radiales que han tenido éxito por más de cincuenta años y siguen gozando del favor del público, comparándolos con “Peyeyeque” o con “Firuliche”, personajes que también merecen respeto, el uno como personaje pintoresco de Managua y el otro como artista de enorme popularidad en todos los rincones de la patria centroamericana.

Solo a los árboles grandes los azota el viento, dicen un refrán universalmente conocido. Y otra expresión se les atribuye al célebre don Quijo te de la Mancha cuando le dice a Sancho, ante el ladrido de una jauría de perros que los vienen siguiendo: Sancho amigo, ladran? Luego, cabalgamos, queriendo significar que cuando una persona es atacada injustamente por otra es señal de que tiene éxito en su proyecto o profesión u oficio.

Un buen amigo me dijo que me preparara porque la tarea que estaba emprendiendo no eran tan dura por las labores que había que realizar, sino por las críticas que habría que soportar. Me dijo también que me pusiera encima del cuerpo una imaginaria corroncha de lagarto para que ahí deslizaran las críticas, las mentiras, las calumnias, las burlas, las envidias, las maledicencias, porque, me dijo, si me ponía a hacerle caso a todo lo que digan voy a vivir estresado y enfermo, colérico y de mal humor y que eso era muy peligroso para la salud.

Yo le di la razón a mi amigo y le hice ver que precisamente eso había hecho desde un comienzo. Hacer caso omiso de cualquier crítica y también me hice el propósito de no contestar, y si alguna pregunta periodística me toca determinado tema sobre el asunto, yo contestaré suavemente, sin rencores de ninguna clase y con la tranquilidad y el sosiego que proporciona el sentir que se está cumpliendo un deber patriótico luchando por mejorar el sistema político de Nicaragua.

De manera que no esperen mis estimados adversarios que yo tome en cuenta sus injurias, sus mentiras, sus burlas, sus crítircas, las cuales son perfectamente normales cuando uno emprende una este tipo de luchas sobre todo en un país tan polarizado como el nuestro, donde cualquier le dice lo que quiere a quien quiera.
Precisamente para cambiar esa mala costumbre de criticarlo todo, esa aberración envidiosa de burlarse de todo aquel que emprende una tarea patriótica, para que no haya tanta mala educación como la que exhiben estos señores, es que un grupo de hombres junto con el suscrito, estamos preparando un plan de gobierno nacional de largo plazo que incluya como punto toral la buena educación, la moral y las buenas costumbres.

Esto entre otras realizaciones de gran altura democrática que necesita nuestro país como la recomposición de los poderes del estado, escogiendo entre sus componentes a hombre de reconocidas calidades profesionales y morales, apartidistas para evitar el peligro de que actúen en función de sus partidos o de los líderes o caciques de ellos. Hay hombres que queremos hacer una política nueva, para crear un país nuevo, donde haya respeto, trabajo para todos y donde los jóvenes puedan vivir sin el deseo de emigrar a otros países.

Es un sueño largamente acariciado y como lo he dicho muchas veces, hay grandes realizaciones en el mundo, admirables obras, que comenzaron con el sueño de un grupo de ciudadanos.

Cartas de Amor a Nicaragua – El hambre y el desempleo

Querida Nicaragua: Llama poderosamente la atención en las últimas encuestas realizadas tanto por M yR, como por Borge y Asociados, encontrar que los principales problemas que aflijen a la población nicaragüense son el desempleo y la pobreza.

Esos son los dos rubros enormes que destacan en las dos encuestas. Es decir, que la más grande preocupación de la población en general es no tener empleo y padecer una miseria galopante, una pobreza que es ya como una epidemia en nuestro país.

El hambre y el desempleo son las preocupaciones numero uno de nuestro pueblo. Por eso vemos tanto niño en los semáforos limpiando vidrios de autos, tanto niño de los barrios jugando a malabaristas en los semáforos, pasándose cuatro naranjas de una mano a otra con una agilidad sorprendente para que el transeúnte le dé algunas monedas.

Vemos también pobres muchachos de los barrios que ha practicado a ser trapecistas y se suben el uno al otro cargándose con los hombros, y el de arriba hace malabares con una antorcha encendida. Todos ellos buscan el centavo para comer, es una especie de trabajo improvisado en el cual usan su inteligencia de niños necesitados.

Otros, mayores andan vendiendo cualquier cosa, desde chocoyitos teñidos en amarillo hasta cinturones, celulares, estuches para los mismos, relojes, frutas, lo que sea. Son trabajos informales que busca nuestra pobre gente.

Al tiempo que esto es una desgracia, asombra el espíritu emprendedor del nicaragüense, se andan asoleando vendiendo lotería, agua helada, bananos, dulces, tamalitos, lo que sea, pero buscan el centavo en ese trabajo informal.

Bien registran las encuestas semejante índice de desempleo y de pobreza, a tal extremo que problemas importantísimos como la política, la educación, la salud, la seguridad, la corrupción aparecen con un punteo bajísimo en comparación del empleo y la pobreza.

Y así, el gobierno exhibe enormes rótulos donde sonríe don Daniel con la leyenda del gobierno CRISTIANO, SOLIDARIO, SOCIALISTA.

Si este es un gobierno cristiano, solidario y socialista, mal haya él pues los niveles de cristiandad en el gobierno no se miran por ningún lado, la solidaridad tampoco se ejercita con los pobres mientras los funcionarios se hacen cada vez más millonarios.

Un solo dato de M y R. Consultores en una encuesta realizada del 19 al 26 de septiembre recién pasado, nos indica lo siguiente:
La pregunta es Cuales son los principales problemas que enfrenta el país? Y las respuestas de la gente son las siguientes: Desempleo 33 .3 por ciento.
Pobreza 30.4 por ciento. Delincuencia 7.2 por ciento. Fijense bien. En un país con tanta delincuencia y asaltos apenas un 7. 2 por ciento de la gente se preocupa de esto. La corrupción 5.0 por ciento, la infraestructura 2.3 por ciento. La falta de inversión 2.3 por ciento.

Es increíble. A nuestro pueblo, hambreado, no le importa ni la delincuencia, ni la seguridad, ni la infraestructura, es decir las calles desastrosas. No le interesa la corrupción porque anda más preocupado buscando un empleo que no encuentra y probablemente tendrá que salir del país para ir a buscarlo a Costa Rica o a cualquier otro país.

Cualquiera entiendo que este país necesita urgentemente inversiones, creación de pequeñas, medianas y grandes empresas para que pueda haber trabajo para el hombre honrado. Cualquier entiende que este país necesita urgentemente esas inversiones y esos empleos que traerán como resultado que todos puedan comprar su comidita, el sustento diario, los zapatos de sus muchachitos, el pago de la escuelita donde van y cualquier entiende que de ese modo la gente deja de estar en la extrema pobreza.

Quizá siga siendo pobre, pero tiene trabajo y dinerito para la subsistencia, con lo cual será pobre, pero digno, pobre pero honrado, pobre pero no asoleándose en los semáforos vendiendo agua helada, pobre pero sus muchachos ya no estarán de trapecistas en los semáforos. Cualquiera lo entiende. Si yo fuera presidente, lo arreglo en poco tiempo.

Cartas de Amor a Nicaragua – Política ingrata

Querida Nicaragua: En la política abundan los escribidores a sueldo, los mercenarios de la pluma. Todos los conocemos y todos sabemos qué clase de gentes son. Por eso es mejor ignorarlos. O mejor aún tomarlos como medida de éxito, porque entre más éxito tiene uno más inventan mentiras.

Ladran los perros de don Quijote cuando alguien va cabalgando exitosamente y por buen camino.
Apenas hemos tenido tres pequeñas comparecencias: una en Matagalpa, otra en Corinto y otra en Masaya.

El éxito de las mismas se ha reflejado en los medios de comunicación serios, fotografías en los periódicos, multitud de partidarios de la democracia entusiasmados, imágenes en televisión que probablemente envidien algunos, entusiasmo general y multitudes escuchando un mensaje nuevo, esperanzador, lleno de amor por la patria. Un mensaje que promete escrupulosa honestidad administrativa, y fuentes de trabajo para las mayorías, combate firme a la pobreza, educación a fondo para todos los niños de Nicaragua,gratuidad del sistema de salud, mejorando las instalaciones hospitalarias para atender la salud del pueblo.

Mensajes claros y ofrecimientos sinceros que pueden realizarse con sólo tener un gobierno democrático, honesto y austero. Un gobierno que pueda tener relaciones diplomáticas cordiales con los países democráticos, con Estados Unidos, Canadá, con todos los países de la Unión Europea, con Japón, Taiwan y demás naciones desarrolladas.

Un mensaje tan simple como este, que no ofende a nadie, que no hiere a ningún partido político, todo lo contrario, invita a una unidad hermanable para llevar un solo candidato que represente a toda la oposición, causa irritación en ciertos mercenarios de la pluma que se empeñan a tergiversar, en decir mentiras, en inventar listas inexistentes de diputados escogidos por ellos mismos, todo con el afán de crear fricciones entre todos los que estamos unidos y vamos adelante en un proyecto de unidad.

En el fondo de todo esto hay una hermosa idea para una lucha cívica. Buscar la transparencia en el Consejo supremo Electoral, exigir que ese organismo mejore sus estructuras y no haga más fraudes. En el fondo hay una lucha ideológica. Es la lucha entre democracia y dictadura. O preferimos la democracia o preferimos la dictadura. Ese es realmente el mensaje principal para los votantes en las próximas elecciones.

Sabemos lo que es democracia: plena libertad de expresión, transparencia en el manejo de los fondos públicos, conformación de los poderes del estado con personas honestas a toda prueba, separación e independencia de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, Estado de Derecho. Respeto absoluto a la Constitución del país y sus leyes, facilidades y seguridad para los inversionistas, creación de empresas para que haya fuentes de empleo que tanto necesitamos. Esto y mucho mas es la democracia.

Se puede afirmar con razón que la democracia es lo contrario a la dictadura. La dictadura persigue y fustiga a los medios de comunicación, oculta la información al periodismo independiente. La dictadura no respeta la Constitución ni las leyes, trabaja en la oscuridad para que el pueblo no se de cuenta de sus juegos sucios. La dictadura engaña y miente. Desordena los poderes del estado para apoderarse de ellos. Lo estamos viendo actualmente en el Poder Judicial donde impera la voluntad de los operadores del Presidente de la República. Lo vemos en el Consejo Supremo Electoral donde no se mueve un dedo de nadie sin la voluntad del Presidente del mismo y donde todos los magistrados han sido copados por el Ejecutivo. La dictadura manda, la democracia gobierna.

Y esa es la lucha que mantenemos. Una lucha permanente entre democracia y dictadura . Por eso los mercenarios de la pluma nos atacan diariamente e inventan todo género de mentiras, por eso es que el pueblo, que nunca se equivoca los conoce a ellos y nos conoce a nosotros. Sabe quien es quien. Esta es la lucha. Asi de simple. Y así seguiremos hasta llegar al triunfo.

Cartas de Amor a Nicaragua – El respeto por la vida

Querida Nicaragua: Que hermoso ejemplo de responsabilidad, hermandad, solidaridad, amor al prójimo, patriotismo y sentido de cumplimiento del deber nos acaban de dar el pueblo y el gobierno de Chile.

El rescate de treinta y tres mineros que se quedaron entrampados a setecientos metros de profundidad en una mina, setecientos metros, casi un kilómetro, dentro de una montaña. El haberlos rescatado parece imposible, parece película de ficción, es algo realmente increíble y mil veces heroico al mismo tiempo.

El presidente Sebastián Piñera desde el primer momento tomó cartas en el asunto, llamó a sus colaboradores más cercanos, a los técnicos ingenieros, arquitectos, matemáticos y científicos para que buscaran la forma de salvar a esos treinta tres ciudadanos chilenos cuya vida estaba en gravísimo peligro.

El gobierno del presidente Piñera y él mismo presidente no perdieron ni un minuto trabajando, cada uno en su puesto, para salvar la vida de aquellos pobres hombres cuyas familias angustiadas casi los daban por muertos.

No hay duda de que este episodio quedará grabado en letras de oro no sólo en la historia de Chile, sino que en la América Latina y la del mundo entero. Es un acontecimiento de carácter mundial.
Los mineros estuvieron más de dos meses esperando ser rescatados y confiando en Dios y en la energía creadora de sus conciudadanos chilenos.

Este episodio ocurrido en un país democrático y culto, en un país educado en la solidaridad y el amor al prójimo, nos hace recordar un tristísimo episodio ocurrido hace varios años en la Rusia Soviética.

No tengo precisa la fecha exacta pero fue en un submarino soviético que se quedó encallado en el fondo del mar, sin poder moverse.

Ya me imagino la cantidad de marineros que iban dentro. Toda la tripulación del submarino que debe haber sido una máquina enorme. El caso fue que la noticia corrió por el mundo. Un submarino soviético está en el fondo del mar y no ha sido posible sacarlo y sus tripulantes perecerán lentamente asfixiados por la falta de oxígeno. Los rusos, por puro y diabólico orgullo ideológico, apenas dejaron salir las noticias, pero no pudieron evitar que el mundo se diera cuenta de la tragedia y de la barbarie del gobierno ruso, el que no se preocupó por la vida de sus marineros, seres humanos como ellos.

La tecnología rusa no fue capaz de mover el submarino y salvar a sus tripulantes. Y no lo hizo por orgullo, pues no aceptó la ayuda que le ofrecieron los países democráticos para poder mover el submarino y salvar a su tripulación. Un ejemplo claro de la brutal falta de respeto por la vida humana que es característica de los países comunistas. Antes de dar su brazo a torcer, el gobierno comunista ruso prefirió sacrificar la vida de sus conciudadanos, lo que pone al descubierto la inmoralidad, el desprecio por la vida, la inhumanidad del comunismo ateo.

Que vengan a aprender nobleza de alma con este hecho admirable del pueblo chileno y de su presidente Sebastián Piñera, que vengan a aprender un poco del amor al prójimo que nunca han tenido, que se vengan a dar cuenta de lo que es la moralidad y el respeto por sus semejantes.

Que contraste más enorme entre Chile y Rusia, entre el pueblo chileno y el pobre pueblo ruso sometido a la esclavitud durante setenta largos años y al parecer todavía no sale de ella.

Que vengan a Chile, que tomen ejemplo del pueblo chileno para que conozcan el valor de la democracia, del cristianismo de la solidaridad de que tanto hablan en sus discursos mentirosos.

Desde aquí enviamos nuestras felicitación emocionada al pueblo chileno a través de su embajador señor Hernán Mena, a quien rogamos hacer llegar también nuestra felicitación al señor Presidente Sebastián Piñera y a los felices sobrevivientes de este heroico rescate. Felicidades hermano pueblo chileno.

Cartas de Amor a Nicaragua – No mas caudillos

Querida Nicaragua: El por fin reconocido como el escritor vivo de mayor relieve en la lengua española, el insigne novelista don Mario Vargas Llosa que acaba de recibir, por fín, el premio Nobel de literatura que desde hacía tiempo debió haber recibido, acaba de escribir uno de sus artículos que aparecen en la sección Domingo de la Prensa de Managua y que se titula “la derrota de Chávez”.

En ese artículo presenta todos los detalles de las elecciones últimas de Caracas en las cuales Chávez hizo todo tipo de trucos para poder salir como salió, aunque no logró su cometido. Ahora no podrá jugar con el Congreso pues no alcanza los dos tercios requeridos.

En ese artículo hay un párrafo que me permito transcribir a ustedes por lo que tiene que ver con la historia antigua y actual de nuestro país.. Dice asi: “Se reprocha a la oposición venezolana carecer de líderes, no tener al frente a figuras carismáticas que arrebaten a las masas. Pero, cómo, ¿todavía hay que creer en los caudillos? ¿No han sido ellos, esos horripilantes payasos con las manos manchas de sangre, embelecos inflados de vanidad por el servilismo y la adulación que los rodea, la razón de los peores desastres de América Latina y el mundo?

La existencia de un caudillo carismático supone siempre la abdicación de la voluntad, del libre albedrío, del espíritu creador y la racionalidad de todo un pueblo ante un individuo al que se reconoce como ser superior, mejor dotado para decidir lo que es bueno y lo que es malo para todo un país en materia económica, política, cultural, social, científica, etcétera. ¿ Eso queremos? ¿Qué venga un nuevo Chávez a librarnos de Chávez?”

Y sigue expresando el extraordinario pensador y ensayista que es Vargas Llosa que está convencido de que América Latina sólo será verdaderamente democrática, cuando la inmensa mayoría latinoamericana esté vacunada para siempre contra la idea irracional de que sólo un superhombre puede gobernarla.

Por supuesto que estoy totalmente de acuerdo con el pensamiento del admirado novelista, autor de la Ciudad .y los perros, La tía Julia y el escribidor, La fiesta del Chivo y tantas otras obras maestras de la literatura moderna.

El caudillismo ha sido otra de las plagas ligadas al continuismo y a las reelecciones en nuestra pobre Nicaragua. Desde el siglo pasado lo estamos inclusive en el partido que tiene como norma casi sagrada la alternabilidad en el poder como es el partido conservador, el que no pudo liberarse del afán caudillista del general Emiliano Chamorro.

Y en el liberalismo ha sido una constante la proliferación de caudillos. Cuando el glorioso partido hizo la revolución del 93 para transformar como transformó y modernizó a Nicaragua, el general José Santos Zelayal no resistió la tentación, violó su propia Libérrima y se reeligió cuantas veces pudo. Jocosamente se afirma que en los tiempos de Zelaya había siempre tres candidatos que eran: Uno, José, el otro, Santos, y el tercero, Zelaya.

Después del Zelaya surgió inevitablemente el caudillaje de Emiliano hasta dar el lomazo de 1925 al presidente Carlos José Solórzano.

Al rato nos vino el caudillo mayor, don Anastasio Somoza García, quien con sus hijos formó una dinastía que duró 45 años.

En el el 79, cuando creímos liberarnos para siempre de tanto caudillaje surgió don Daniel como coordinador de la Junta de Gobierno, luego en el 85 como presidente hasta que por presiones de la Resistencia tuvo que adelantar las elecciones que ganó doña Violeta. Sin embargo don Daniel, el nuevo caudillo siguió ejerciendo su caudillaje partidario “gobernando desde abajo” y ha seguido siendo caudillo de su partido sin darle oportunidad a nadie más. Hoy lo tenemos en la presidencia como un autèntico caudillo que quiere reelegirse y seguir gobernando el país por los siglos de los siglos, según expresión de su compañero don Tomás Borge.

Es obligación de todos acabar con el sistema del nefasto caudillaje.

Cartas de Amor a Nicaragua – Dictadura en avance

Querida Nicaragua: Los errores históricos se pagan caros. Nosotros ya comenzamos a pagar el error histórico de haber creído, una vez mas en las promesas del danielismo. A muchos nos engañaron con la cancioncita de “lo que queremos amor y paz” de los Beatles. Hablaron de amor y de paz. Toda una patraña bien pensada por los asesores de la campaña de don Daniel.

Al poco tiempo nos dimos cuenta de que no había tal amor y paz, que lo que había era prepotencia, arrogancia, irrespeto a la ley. Dictadura hasta dentro del propio gabinete pues a quien osara dar declaraciones sin la debida autorización lo ponían de patitas en la calle como ocurrió en varios casos cuyos nombres no queremos repetir.

Hoy las cosas hay llegado muy lejos. El señor presidente ni siquiera disimula su estilo de gobierno dictatorial, el cual les parece a todos los danielistas lo más natural del mundo. Es el mismo estilo de don Hugo Chávez, de don Rafael Correa, de don Evo Morales. Es una copia al carbón de todos esos países inmersos en lo que llaman Socialismo del siglo XXI que está acabando con la riqueza de sus pueblos y está dejando con más hambre a sus poblaciones.

Son cuatro países aislados del mundo latinoamericano, cuatro países donde paulatinamente se ha ido instalando la correspondiente dictadura. Aquí ya la tenemos bastante avanzada, pues el presidente no respeta la Constitución, penetra en los poderes del estado hasta tenerlos bajo su dominio. Tanto la Corte Suprema de Justicia como el Consejo Supremo Electoral son como feudos del señor presidente, y hoy en día está penetrando peligrosamente la Asamblea Nacional, mejor dicho ya está lo suficientemente penetrada como para estar casi al servicio del señor presidente.

El tipo de gobierno que actualmente tenemos ya no se puede llamar democracia. Aquí lo único que queda de la democracia es el remedo de elecciones que se pretende hacer, donde la oposición tiene que ir como burro amarrado y el candidado Don Daniel como tigre suelto. Queda también un poco de libertad de expresión, la que el gobierno tolera para lavar la cara ante el mundo internacional, pero donde hay muy pocos medios independientes y todos ellos amenazados y desplazados de los presupuestos gubernamentales.

De manera que no me extrañó que el otro día me escribiera un amigo diciéndome que aquí nos ganamos no un dictador, sino que un cacique en toda la extensión de la palabra, un cacique ante el cual se inclinan todos y al que miran con temor, con desconfianza y sin fe en el futuro de la patria.

Esta es una dictadura que avanza. Y esto le complace mucho a los diputados del ala danielista y al parecer a algunos liberales que aparecen sonriendo con ellos, luego de la aprobación del decretazo que dejó en sus cargos a los magistrados que no han sido nombrados por la Asamblea Nacional.

Sin embargo el pueblo va a seguir luchando. Los partidos políticos decentes van a seguir luchando y ojalá en el futuro sepan escoger sus diputados. Hay en Nicaragua gente honrada, hombre y mujeres con dignidad que no se dejarían sobornar nunca, hombres y mujeres inteligentes y preparadas para emitir leyes que pudieran salvarnos de las garras de esta y de otras dictaduras que quisieran venir en el futuro.

Hay que enseñarle a los nuevos dirigentes políticos en los partidos en que militan, que ser diputado no es un negocio, que la diputación no es un cargo para ir a recibir prebendas y ganar enormes sueldos que los ciudadanos comunes están lejos de ganar, que el Congreso Nacional no es un mercado en donde los votos se ponen a la venta. Que el Congreso es un sitio sagrado, es algo así como el altar de la patria que merece el más profundo respeto. Necesitamos diputados que combatan y no que fomenten dictaduras.

Cartas de Amor a Nicaragua – Decoro

Querida Nicaragua: Hay una frase de las muchas que dejó el apóstol de América, José Martí, que es digna de mencionarse en nuestro ambiente. Y es la siguiente: “Quien ha sabido preservar su decoro, sabe lo que vale el ajeno y lo respeta”.

Quien no ha tenido decoro no respeta el decoro de sus semejantes. Y ¿qué es decoro, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española?

Decoro es honor, respeto, reverencia que se debe a una persona por su nacimiento o dignidad. Decoro es circunspección, gravedad. Decoro es pureza, honestidad y recato. Decoro es honra, pundonor, estimación. Decoro es nivel mínimo de calidad de vida para que la dignidad de alguien no sufra menoscabo.
Todo esto y otros conceptos más, significa la palabra decoro. Sobre todo decoro es honradez, honestidad, respeto por el prójimo. Y por eso, sabiamente, el apóstol de América, José Martí crea y deja para la posteridad su famosa frase: “quien ha sabido preservar su decoro, sabe lo que vale el ajeno y lo respeta”.

José Martí era un hombre especial. Luchador por la libertad de Cuba en contra del imperio español, conferencista extraordinario, poeta de una sensibilidad exquisita, a quien Rubén Darìo llamó “maestro” cuando ambos se encontraron en Nueva York.

El humanismo más puro, la virtud del perdón y la comprensión, están presentes en la personalidad de José Martí, quien dejó también estos versos que lo retratan de cuerpo entero: “Cultivo una rosa blanca,/ en junio como en enero/ para el amigo sincero/ que me da su mano franca. / Y para el cruel que me arranca/ el corazón con que vivo / cardos ni ortigas cultivo / cultivo una rosa blanca.”

En la actitud y los pensamientos de los hombres se retrata generalmente su propia personalidad. A un hombre noble se le conoce por sus actitudes de nobleza y caballerosidad, en cambio a un patán igualmente se le conoce por su comportamiento y por sus maneras de tratar al prójimo.

El decoro es uno de los tantos valores morales que las gentes bien nacidas cultivan desde la niñez porque han visto ese ejemplo en sus padres.

Recuerdo alguna vez hace muchos años, quizás en los cuarenta del siglo pasado cuando llegó a mi pueblo un caballero español de esos trotamundos que no se sabe quienes son y a quienes sólo se puede conocer por su comportamiento. Era sastre y hablaba mucho, además tenía ciertos rasgos de afeminado.

Al poco tiempo el pueblo estaba convertido en un pequeño infierno con tanto rumor, se hablaba hasta del honor de algunas demás, de la integridad de algunos caballeros que hasta ese momento gozaban de prestigio y honorabilidad. El autor de los rumores era el sastre afeminado que no respetaba el decoro ajeno porque el mismo no tenía ningún decoro.

Al final sus rumores provocaron el enfrentamiento a tiros de dos hermanos que gracias a Dios no se mataron. El comandante de la plaza tuvo que expulsar al forastero pernicioso que llegó a convertir al pueblo en un pequeño infierno.

Es un ejemplo de lo que provocan aquellos que no conocen el decoro, y como no lo conocen, no respetan el decoro de los demás. En nuestro medio hay muchos políticos que no vacilan en producir mentiras, tergiversar hechos, decir verdades a medias, inventar situaciones inexistentes, declaraciones que nunca se dieron, y otros hechos peores aún que constituyen un completo irrespeto a sus oponentes políticos. Hay mucha gente sin decoro ni valores morales.

Pero frente a estos mentirosos, engañadores, indecentes, frente a estos que creen que en política todo es permitido, se levanta una nueva savia de hombres que sí tienen valores, y que pueden atacar con la razón en la mano las indecencias de sus adversarios. Hombres que juegan una política limpia que al final tendrá que imponerse.

Pinceladas Nicaraguenses – Nindirí, pueblo con historia

Primero quiero enviar un saludo cordial a mis amigos y correligionarios de Nindirí don Harvy Gomez, vice alcalde al que robaron la vice alcaldía en Nindirí y a su esposa doña Norma Brenes. Estuvimos en su casa atendidos a cuerpo de rey. Saludos para ellos y también para el alcalde robado de Nindirí Lucas Reyes y para el alcalde robado de Masaya Francisco Valdivia.

Les prometí dar una vuelta por Nindirí que ha progresado mucho y hacer una cuantas pinceladas.
Lo primero que llama la atención es la ciudad adoquinada y hermosa, su boulevar de la entrada que termina con la estatua levantada al Cardenal don Miguel Obando.

El templo de Nindirí es colonial y antiguo. Según la inscripción que ostenta en el frontispicio, fue reconstruido de orden del alcalde don Santiago Flores en el año 1798, lo que hace suponer que el templo parroquial de que hizo mención el señor Obispo de Nicaragua, Fray Agustín Morel de Santacruz, que visitó la población en 1751 no es la iglesia actual sino la antigua de Veracruz, cuyas ruinas pueden aún verse a poca distancia de donde fue la estación del ferrocarril en Nindirí.

Por supuesto que esto es historia antigua, cuando Nindirí era una aldea pequeñita y encantadora que causó enorme impresión en el diplomático norteamericano Efraín Squier quien recorrió todos estos pueblos en su viaje de entrada por el Rio San Juan hasta la capital.

Hoy en día Nindirí es toda una ciudad donde bulle la actividad y el arte. La artesanía en Nindirí es preciosa. Desde lindos adornos, frutas de madera, hamacas, hermosa sillas de todos los estilos y fabricadas con maderas preciosas son el atractivo turístico de este pueblo tan lleno de historia.

Squier en su libro, Nicaragua, sus gentes y sus paisajes hace una bellísima narración de Nindirí en aquellos tiempos del pasado. Dice en uno de sus párrafos:” esta pequeña ciudad indígena superó en belleza todo cuanto habíamos visto hasta ahora. Naranjos, plátanos, marañones, jocotes, nísperos, mameyes y palmeras esbeltas formaban un espeso techo por encima y en derredor de las chozas de cañas de los sencillos y laboriosos habitantes”. “Tranquila Nindirí, sede de los viejos caciques y sus cortes primitivas, escribía en Nueva York Saquier, te recuerdo en medio de este ruido ensordecedor de esta ciudad. Vuelve a mi, gratamente tu recuerdo como una dulce visión nocturna, como una Arcadia de ensueño, creada por la fantasía.

Así impresionó Nindirí al embajador Efraín Squier en el siglo antepasado.
Y hoy… Nindirí sigue siendo un pueblo bello. Y recuerde sembrar un arbol y otro y otro… es querer a Nicaragua.

Pinceladas Nicaraguenses – Curioso artefacto campesino

Desde la comarca Masiguito en Camoapa, Boaco me escribe una niña de once años oyente de este programa. Ella se llama Karla Inelda Lanzas Sanchez y cursa el sexto grado de primaria.

Ella me envía un trabajo en madera de cedro, un apilador o trillador en miniatura. El apilador o trillador sirve precisamente para trillar café y arroz.

Es un viejo artefacto usado en las fincas de antaño. En su casa, dice Karla hay uno que tiene más de ciento veinte años. Ha sido heredado de generación en generación desde el tiempo de sus tatarabuelos.
Este trillador se fabrica con madera de cedro y es generalmente un tronco grueso de un árbol al que se le labra un hueco por el medio en el que caben mas o menos tres cuartillos de café o de arroz. El hueco tiene de hondo unas 30 pulgadas y con otro artefacto llamado pizón, el campesino trilla el café y el arroz. Por supuesto que este mueble campesino casero dura años y años y entre más viejo mejor trilla el café y el arroz. Le agradezco el obsequio a la niña Karla Inelda y le mando mi saludo cordial.

En estas fincas o comarcas se encuentran muchas veces piezas viejísimas como esta, cuya antigüedad tiene un inestimable valor.

En una de estas fincas encontré un día un filtro de piedra que tenía 85 años de edad, y una tinaja de barro donde caía el agua filtrada que tenía la misma edad. Estaba situada en el corredor de la finca y durante años y años había servido para filtrar y refrescar el agua que tomaba la familia.

Otro día en otra finca encontré en una bodega una pialera antiquísima. Una pialera es un cordel o un mecate hecho de tiritas de cuero de res. La pialera es mucho más resistente que el mecate y sirve al campista para lazar novillos cimarrones, o caballos chúcaros, algo que no se puede hacer con un mecate.

La pialera que me encontré había sido del bisabuelo de don Gerardo Vasconcelos, y este don Gerardo tenía 85 años, por lo cual suponemos que si la pialera fue de su padre y de su abuelo y de su bisabuelo, debía tener unos 200 años por lo menos.

Por esto me llamó la atención el apilador o trillador que me envió este niña de Camoapa. Estos son tesoros del campo que muchos no conocen pero que a mi me son familiares por haber recorrido muchas fincas en busca de pinceladas para este programa. Saludos a Karla Inelda… y recuerde… sembrar un árbol y otro y otro…es querer a Nicaragua.

Pinceladas Nicaraguenses- La rica fauna de nuestra montañas

La fauna nica no se ha acabado .  Yo creo que  hay un poco de exageraciòn en lo que me dijo un amigo del campo, porque la verdad es que siempre se encuentran loras,  periquitos,  chichiltotes,  conejos, tucanes, guardatinajas y hasta venaditos tiernos que venden a la orilla  de los caminos,  por ejemplo en las Playitas un poco antes de llegar a Ciudad Darío.

Ciertamente que hace cuarenta o cincuenta años la fauna nacional era impresionante.     Yo no se cuantas loras y periquitos podrían haberse posado aquellas tardes de verano sobre el guanacaste de la casa hacienda  San Ildefonso,  pero casi seguro no había por lo  menos  mil o dos mil  pericos y loras que  dormían en aquel hermoso árbol.

Ahora ya menos, claro.   Se debe seguramente al despale y a la proliferación de químicos en el campo, pesticidas que los animalitos comen inocentemente  y han ido acabando con algunas especies.     Por ejemplo, la cantidad  de pijules que había antes en los caminos ya no se ve por ninguna parte y hasta los zanates y clarineros se han ido escaseando,  ya no digamos el chichiltote o el gorrioncito o colibrì.       Pero que hay… hay.     Parece mentira pero en las montañas en donde el hombre no entra ni cultiva todavía se encuentran como en las caídas del rio Tepeguazapa que desemboca en el lago de Nicaragua..

Ahi miré  juntos… óigase bien.  Un guardatinaja al que andábamos sacando de  su cueva,  un par de venados que se apareció de repente buscando cómo saciar la sed,  dos garzas morenas de una belleza serena y sosegada  detenidas en medio del paisaje como para una postal turística,   bandadas de guapotes… todo eso lo vi al mismo tiempo una tarde de verano en un recodo del rio Tepenaguazapa.    Ahi todavía queda mucha fauna… hay también bellìsimos guardabarrancos siempre estrenando plumaje y decía don Marcelino,  mi amigo, don Marcelino Zepeda que  Dios en Gloria tenga, que también había quetzales… ese pájaro bellísimo que es símbolo de la  vieja Capitanìa General de Centroamérica,  la república de Guatemala.

Don Marcelino era el hombre que en vez de perros tenía cuatro culebras que lo cuidaban.   Murió hace  unos diez años… murió en su mundo solitario entre el Tepenaguazapa y el Quisway en el departamento de Rio San Juan.  Nunca salió de ahí… no lo sacaron ni las revoluciones de antes ni las de ahora-.  Ese era su mundo, un mundo encantado en donde tenía gratis su bebida preferida que era la chicha de coyol.

El otro día fui por esos lugares… de don Marcelino solo queda el recuerdo… su ranchito calléndose… y sus cuatro culebras se fueron.    Mi recuerdo siempre cariñoso para don Marcelino… seguro que en el Cielo , entre querubines, àngeles y dicha… no necesitará mas ninguna chicha de coyol.   Y recuerde. Sembrar un árbol y otro y otro… es querer a Nicaragua.

 Page 1 of 4  1  2  3  4 »

Temas Populares

Registro Usuarios

Archivo

Publicidad

Visitanos

    Fabio Gadea Mantilla Presidente 2011