Dandole vida a Nicaragua

Cartas de amor a Nicaragua- La palabra

Querida Nicaragua:    Hace unos cuantos días,  tal vez tres o cuatro semanas,  tuve la intensión de copiar un pensamiento de esos que salen diariamente  en la página de opinión de la prensa  y que son frases que han dicho hombres destacados y famosos.    La frase que leí decía más o menos lo siguiente:   “no hay espejo que refleje mejor la vida de un hombre, que sus palabras”.   Es decir,  que al hombre o a la mujer naturalmente, se les conoce por lo que dicen,  por lo que expresan.   Sus palabras son  la imagen perfecta de toda su personalidad.

Cuando un hombre habla y habla durante horas y horas como lo ha hecho en centenares de ocasiones don Fidel Castro a través de su vida,  inmediatamente se le conoce como un charlatán,  y en el contenido de sus peroratas se adivina que es un mentiroso,   irrespetuoso de la vida de los demás, un perfecto demagogo.   Que es un hombre que no respeta  el derecho humano fundamental de la palabra de  los otros, la única que  vale es la suya.   Y además , lo peor, que es un hombre para quien no existe la palabra  libertad.

Otro  que habla y habla hasta por los codos es don Hugo Chávez,  supuesto heredero del reino caribeño  que pretende dominar.    Sus palabras son un clarísimo espejo de su carácter tiránico, de sus intensiones dictatoriales vitalicias, de su megalomanía de creer que él es único en el  mundo,  que ha  nacido como la reencarnación del libertador Simón Bolívar,  que Dios lo ha puesto ahí para entronizarse para siempre en el poder y para no permitir que nadie levante la mano sin que se la corten.     Una vez más, la palabra nos está retratando quien es y hacia donde va don Hugo Chávez.

Tan sólo dos ejemplos para darnos cuenta del valor de las palabras y lo que nos enseñan de la personalidad de los seres humanos.

Pero aquí estamos hablando de dos personajes públicos cuyas acciones están a la vista y reflejan exactamente la demagógica de sus  palabras.

Al  ciudadano que ejerce cualquier  profesión,  al ciudadano común y corriente, cuando le escuchamos estamos recibiendo el retrato de su personalidad.   Sus palabras son el espejo de su carácter,  de  su educación, de su estilo de vida.

En el periodismo son palabras las que se expresan y en cada  periodista podemos ver como un espejo su  propia personalidad.    Por ejemplo, yo leo un escrito del doctor Humberto Belli  y sus palabras me dicen quién es él.

Un escrito a Máquina de los que escribió Pablo Antonio Cuadra  era precisamente la palabra de  Pablo y reflejaba como un espejo lo que aquel gran hombre era:  un cristiano completo, un caballero andante, un poeta de enorme sensibilidad, un nicaragüenses que conocía más que nadie a su país y a su gente.

Cada escritor enseña en sus palabras su propia vida, y cada persona,  escritor o no,  periodista o no,  refleja en sus palabras, en su conversación su propio carácter.

Y a  qué vienen estas reflexiones?    A que  no hay que fijarse mucho en las promesas de los políticos,  en las maravillas que ofrecen,  en los paraísos con que siempre  engañan a los pueblos,  en las sonrisas  fingidas para conseguir un voto,   en los regalos interesados  y en las promesas utópicas de construir miles y miles de viviendas,  miles y miles de kilómetros de carreteras,  miles y miles de escuelas para que terminen los niños mendigos de los semáforos.

Hay que fijarse  en el tono sincero de las palabras,  en la naturalidad de un ofrecimiento,  hasta en la vestimenta con que se presenta el candidato,  en la forma en que se acomoda en las tarimas para no sufrir el sofocante calor que sufren los demás.    Si dice que es pobre  y anda en un vehículo de lujo está mintiendo, no es pobre.   Sus palabras lo están delatando. Por eso dice el sabio:  no hay espejo que refleje  mejor la vida de un hombre, que sus palabras”.

Leave a Comment

Tienes que estar logeado para poder comentar.

More from category

Cartas de Amor a Nicaragua – Prudente silencio

Querida Nicaragua: Siempre es prudente guardar silencio cuando llegan los ataques de los adversarios. Sobre todo [Leer Mas]

Cartas de Amor a Nicaragua – El hambre y el desempleo

Querida Nicaragua: Llama poderosamente la atención en las últimas encuestas realizadas tanto por M yR, como por [Leer Mas]

Cartas de Amor a Nicaragua – Política ingrata

Querida Nicaragua: En la política abundan los escribidores a sueldo, los mercenarios de la pluma. Todos los conocemos [Leer Mas]

Cartas de Amor a Nicaragua – El respeto por la vida

Querida Nicaragua: Que hermoso ejemplo de responsabilidad, hermandad, solidaridad, amor al prójimo, patriotismo y [Leer Mas]

Cartas de Amor a Nicaragua – No mas caudillos

Querida Nicaragua: El por fin reconocido como el escritor vivo de mayor relieve en la lengua española, el insigne [Leer Mas]

Registro Usuarios

Archivo

Publicidad

Visitanos

    Fabio Gadea Mantilla Presidente 2011